Viajeros en el tiempo (3) El caso de Charlotte Anne Moberly y Eleanor Jourdain.

Publicado: 11 abril, 2016 de muggythrull en Curiosidades, Historia, misterio

Continuamos con los viajes en el tiempo de gente que asegura que los han llevado a cabo, consciente o inconscientemente.

Anteriormente ya hablamos de John Titor o Rudolf Fenz pero en este caso el viaje es diferente. En vez de hablar de un viaje de alguien del futuro que viaja al presente o de alguien que aparece sin más vendido del pasado, trataremos el caso de dos mujeres que viajan al pasado durante apenas 15 minutos.

Estos acontecimientos nos llevan hoy al curioso caso de dos mujeres que en el principio del siglo XX viajaron a la época e Maria Antonieta.

Todo esto ocurrió, el 10 de agosto de 1901 cuando Charlotte Anne Moberly (1846-1937) y Eleanor Jourdain (1863-1924), directora y subdirectora en el colegio St. Hugh de

Charlotte_Anne_Moberly

Charlotte Anne Moberly

Oxford respectivamente, se habían acercado al

EleanorJourdain2

Eleanor Jourdain

Palacio de Versailles tras pasar unos días en París,  ya que ambas querían conocerlo desde hacía tiempo. Al ser verano y tener una temperatura agradable, decidieron pasear por el Petit Trianon, un palacete de Maria Antonieta que se encuentra junto a los jardines en Versailles, así como por el Grand Trianon, otro palacio que estaba cerrado al público. En esos grandes jardines Moberly y Jourdain empezaron a sentir como la temperatura empezaba a descender, se sintieron desorientadas, perdidas. Aun contando con un folleto que las guiaba, entraron en un camino que les era totalmente desconocido. Habían abandonado los caminos de los jardines para entrar en un campo abierto con varias granjas.

Quietas y asombradas por la nueva e inexplicable situación, contemplaron atónitas como tres hombres con abrigos y sombreros caminaban junto a un campo, por una carretera cercana y se dirigían hacia ellas al verlas algo confusas o pérdidas, tenían pinta de ser jardineros según comentó Moberly.  Al llegar a su altura, uno de los hombres les preguntó hacia dónde se dirigían. A pesar de dominar poco el francés, consiguieron entenderse y preguntar por el Petit Trianon. Fue cuando gracias a las indicaciones de los hombres, se dieron cuenta de que iban por mal camino. Tras cruzar un puente, como decían las indicaciones dadas por aquellos amables hombres, andaron hasta una pequeña planicie donde se alzaba un pequeño edificio similar al Petit Trianon. Aquella zona les dejó algo más confundidas ya que nada tenía que ver con la dibujada en los folletos que llevaban.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Petit Trianon en 2005

Delante del edificio había una mujer sentada en un taburete y tapada con una manta. Su cara mostraba tristeza o enfermedad. Al poco tiempo, salió un hombre, un sirviente, que se fijó en las mujeres y se dirigió hacia ellas. Anne y Eleanor le dijeron que querían visitar el Petit Trianon, ante lo cual, el hombre accedió amablemente a mostrarles la estancia. Al abrir una de las salas, todo cambió radicalmente. El frío que sentían desapareció y aparecieron junto a un grupo de turistas vestidos con ropas veraniegas que al igual que ellas, que estaban visitando el edificio con toda normalidad.

El desconcierto de las dos mujeres les llevó a investigar aquellos 15 minutos tan extraños, una vez que llegaron a Inglaterra. Tras revisar libros, documentos históricos, mapas antiguos y hablar con historiadores, averiguaron que aquel puente que cruzaron para llegar al Trianon ya no existía. Los jardines por los que habían andado también eran diferentes y los ropajes de aquellas personas con las que se habían cruzado, estaban fuera de época. Eran más bien del siglo XVIII. Pero lo que las llevó a sospechar que habían estado en 1789 fue aquella señora que vieron tapada y con esa extraña expresión en su cara. Tras ver varias imágenes de la época y observar que la mayoría correspondían a María Antonieta, maria antonietase dieron cuenta que esa señora era ella. Su cara, mostraba la expresión de una gran señora que hacía unos meses acababa de perder a un hijo de apenas 8 años de edad y vivía un momento de incertidumbre en su vida, ya que en Francia el pueblo estaba a punto de alzarse. Hecho que pocos años después acabaría con la monarquía de su marido y su propia muerte en 1793.

Anne y Eleanor decidieron hablar con la Sociedad de Investigadores Psíquicas, donde fueron recibidas con cierto escepticismo. El tema de dimensiones paralelas o viajes temporales era algo difícil de aceptar. En caso de haber sido un lugar embrujado o una secuencia de escenas fantasmales habría sido más factible. Por lo que se sintieron insultadas y su historia fue objeto de muchas burlas.

una aventura, libro

An Adventure

La falta de apoyo dentro de la Sociedad, no hizo más que darles fuerzas para contar su historia y en 1911 publicaron un libro titulado “Una aventura” bajo los pseudónimos de “Elizabeth Morison” y “Frances Lamont”. El libro fue todo un éxito en ventas, pero claro, cuando salió el verdadero nombre de quien lo escribió allá por el año 1931, las risas y burlas volvieron.

A día de hoy, la historia sigue dando vueltas por internet, se cuenta como una experiencia de viaje temporal o de fantasmas e incluso el libro se puede comprar en Amazon en su versión original o en Nevsky en castellano.

En 1981, el canal de televisión británico, ITV, lanzó una serie llamada “ Los fantasmas de la Señorita Morison” protagonizada por  Hannah Gordon y Wendy Hiller, basada en el libro escrito en 1911 ya mencionado. En 2004 y 2015, la BBC emitió en la radio una dramatización de 90 minutos.

los fantasmas de la señorita morison

Los fantasmas de la señorita Morison

 

Pero claro, la pregunta queda en el aire,¿que fue lo que realmente les ocurrió a Charlotte Anne Moberly y Eleanor Jourdain?

Si lo deseas, no dudes en darnos tu opinión.

Anuncios
comentarios
  1. LOS MUNDOS PARALELOS Y LOS PORTALES EXISTEN,ME PARECE CREIBLE LA HISTORIA,YO HE TENIDO EXPERIENCIAS NO DE VIAJES SINO DE PREMONICION,FANTASMALES ETC.

  2. […] que ver con los referidos en anteriores post, aunque estos casos quedan bastante cercanos al de Charlotte Anne Moberly y Eleanor Jourdain, no por proximidad temporal, sino más bien porque no son viajeros que vengan del futuro al […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s