Lilith, ¿la primera mujer de Adán?

Publicado: 11 junio, 2017 de muggythrull en Historia, misterio, Religión, Sumeria

Todo el mundo, o casi todo el mundo conoce la historia del Génesis de la Biblia. Dios creó a Adán y a Eva. Él de la arcilla o barro y ella de una costilla del hombre. Pero, ¿y si te dijera que Adán tuvo otra mujer previa a Eva? ¿Y si esa mujer fue borrada de la historia porque era igual a Adán?

Indaguemos en los datos que he encontrado y buceemos un poco en la historia oculta de Lilith.

Varón y hembra, los creó…

Génesis 1: 27 dice:

“Y Dios (Elohim) creó a Adán a su imagen, a imagen de Dios Él lo creó, varón y hembra los creó “

Según una interpretación rabínica, esto significa que Adán tuvo otra mujer que abandonó el paraíso antes de la existencia de Eva. Por lo tanto, según esta tradición, Lilith fue esta mujer, que una vez lejos del primer hombre, se convirtió en un demonio que raptaba a los niños de sus cunas por las noches y es la madre del adulterio y la encarnación de la belleza maligna.

Según cuenta esta tradición judía, Lilith y Adán no estaban deacuerdo en casi nada. Él demandaba la sumisión de su pareja mientras que ella la declinaba alegando que ambos habían salido del barro y por lo cual, ambos eran iguales. El colmo vino un día que Adán intentando yacer con Lilith, la mandó ponerse debajo y ella, supuestamente afirmó:

«¿Por qué he de yacer debajo de ti? Yo también fui hecha con polvo y por tanto, soy tu igual»

La tradición continúa diciendo que Lilith pronunció el verdadero nombre de Dios en vano, por lo que fue expulsada del paraíso de inmediato con destino al Mar Rojo.

 

Génesis 2:18 y 22 dice:

“Y el Señor dijo: ‘No es bueno que Adán esté solo. Voy a hacerle una ayuda apropiada para él. ‘ … Y el Señor formó de la costilla que había tomado del hombre, una mujer, y la trajo al hombre “.

En este segundo capítulo del Génesis, vemos como Dios crea primero al hombre y mas tarde a la mujer. Ni rastro de esa tal Lilith.

Lilith Primera mujer de Adán

Lilith: Primera mujer de Adán (Cuadro: John Collier)

Hoy sabemos que los Genesis I y II son dos historias de la creación separadas y a la vez contradictorias.

En Génesis I, Dios crea primero a los animales y a continuación crea al hombre y a la mujer a su imagen, sin establecer ninguna prioridad entre ellos (Génesis 1:25-26); pero en Génesis II, más concretamente en Génesis 2:4 aparece una nueva introducción en el mismo relato: Dios, esta vez llamado Yahweh (Jehová) crea primero al primer hombre, Adán y lo ubica en el huerto del Edén; más adelante crea a los animales y por último crea a la primera mujer, Eva, de una costilla de Adán.

 

Como vemos, las diferencias son notables y es que el Génesis II se “inspira” en la historia Sumeria de la creación, mientras que el Génesis I es una creación posterior del sacerdocio hebreo (creado por la escuela deuteronomista alrededor del 700 A.C.).

Sin embargo, a un pueblo que estaba convencido de que las Escrituras eran la verdad verdadera, tal suposición de que Eva no fuera la primera mujer de Adán, no era bienvenida en absoluto. Exigió una explicación que conciliara ambas historias.

 

¿Adán eran dos personas?

Cabalísticamente hablando, la mejor explicación es la siguiente. Como sabemos, Adán fue creado a la perfección. Fue creado a la imagen perfecta de Dios (Elohim). Por supuesto, Dios no es visto como hombre o mujer, pero sí, como ambos a la vez. Incluso el nombre de Elohim es una palabra femenina (Eloah-diosa) con un sufijo plural masculino (im). Por lo tanto, si Dios es masculino y femenino, la madre y el padre, entonces Adán (que se traduce como “humanidad”) también debe haber sido originalmente masculino y lo femenino en uno.

 

Descendientes de Adán (Génesis 5)

“Este es el libro de las generaciones de Adán. El día que Dios creó al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Varón y hembra los creó; y los bendijo, y los llamó Adán el día en que fueron creados. Cuando Adán había vivido ciento treinta años, engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y le puso por nombre Set.…”

¿Adán engendró un hijo?, no sabía yo que el hombre podía hacer eso…

 

Es muy probable que la desaparición de Lilith de La Biblia o la propia denominación que le da el pueblo hebreo, se deba a una representación de las mujeres cananeas y su visión de las relaciones sexuales en un periodo determinado, hacia el 586 a.C, en el que se fusionaron parcialmente los panteones propios de los cananeos con los hebreos. De esta manera, la demonización de Lilith es una crítica a las prácticas de las mujeres cananeas dadas a mantener relaciones sexuales pre-matrimoniales y a una sexualidad más abierta que la mostrada por las hebreas. Lilith es el demonio rebelde, el mal ejemplo que precedió a Eva, más obediente a lo que Adán esperaba de una mujer. No en vano, algunas de las cualidades de esta versión de Lilith parecen haberse inspirado en el principal culto femenino de los cananeos (el pueblo que según el Antiguo Testamento conquistaron los judíos tras el éxodo por el desierto), Asheráh, diosa de los partos y la fertilidad.

La leyenda

Tras abandonar el paraíso, Lilith se asentó en la costa del Mar Rojo. Esta región se caracterizaba, según esta tradición mitológica, por la presencia de un sin fin de demonios, con los cuales hijos, “a razón de más de cien por día”. Ante este hecho, Dios envió a un grupo de ángeles para exigirle que volviera con Adán: “Regresa con Adán de inmediato o te ahogaremos”. A lo que ella respondió que ya no podía regresar porque “Dios me ha ordenado que me haga cargo de todos los recién nacidos, de los niños hasta el octavo día de vida (el de la circuncisión) y de las niñas hasta el vigésimo día». Finalmente, Dios permitió vivir a Lilith, pero la castigó haciendo que cientos de sus hijos demoníacos murieran cada día. Desde entonces, Lilith se propuso matar a todos los hijos de Adán y a todas las madres durante el nacimiento y los días siguientes al parto.

Relieve-Burney

Relieve Burney, Babilonia (1800 a. C. – 1750 a. C.). Algunos expertos, como por ejemplo Emil Kraeling, han identificado a la figura femenina del relieve como Lilith, basándose en una interpretación errónea de una traducción obsoleta del Poema de Gilgamesh. ( CC BY-SA 3.0 )

Los primeros datos de Lilith se ubican a mediados del tercer milenio antes de nuestra era, en la época sumeria, en el área conocida como Mesopotamia. Se encuentra como Lillake en una tablilla sumeria del año 2000 a.C. hallada en Ur, que abarca el relato de Gilgamesh y el sauce. Aquí se refiere a Lilith como un demonio hembra que habita en un sauce custodiado por la diosa Inanna (Anat) en las riberas del Éufrates. En la tablilla XII se localiza la narración siguiente:

“Entre sus raíces, la serpiente “que no conoce reposo”

había situado su nido;

en su copa, el pájaro de la Tempestad,

había colocado su cría;

en el centro Lillake construyó su casa.

(…)

Gilgamesh se quita de su talle su armadura,

Cuyo peso es de cincuenta minas.

(…)

Gilgamesh empuñó su hacha en la mano,

(hacha) que pesaba siete talentos y siete minas,

y entre las raíces del árbol golpeó

a la serpiente “que no conoce reposo”;

y en su copa el pájaro de la Tempestad

le robó su pequeñuelo, teniendo que huir

el pájaro a la montaña.

Gilgamesh destruyó la casa de Lillake

Y dispersó sus escombros.

Cortó el árbol por las raíces, golpeó su copa,

Y luego las gentes de la ciudad vinieron a cortarla.

Entregó el tronco a la brillante Inanna

Para hacerse un lecho,

(Gilgamesh) con las raíces fabricó un pukku y con la copa un mikku”.

Es fascinante la correspondencia que desde entonces asocia a Lilith con serpientes, aves nocturnas como las lechuzas y dragones. El nombre “Lilith” proviene del vocablo asirio-babilónico lilitu, “demonio femenino” o “espíritu del viento”, que constituía parte de una tríada mencionada en los conjuros babilónicos. La etimología popular hebrea al parecer derivó “Lilith” de layit, que significa “noche” de ahí su relación con un monstruo nocturno y peludo, cosa que también pasa en la tradición popular árabe.

Lamiamyth

Lamia del pintor británico Herbert James Draper (1863-1920).

El mito griego de la reina Lamia, que, tras matar a sus propios hijos por culpa de un engaño de Hera, sintió envidia de las otras madres y se dedicó a devorar a sus hijos. Transformada en una bestia, tenía el cuerpo de una serpiente y los pechos y la cabeza de una mujer. Este relato dio lugar a que, en la Antigüedad, las madres griegas y romanas acostumbraban a amenazar a sus hijos traviesos con este personaje. La creencia grecorromana a su vez se transmitió a leyendas medievales, repartidas por toda la geografía europea, donde estos seres son representados con rostro de mujer y el cuerpo de dragón. Otro dato común es que también se alimentaban de niños.

Otras referencias.

Como vemos, la supuesta existencia de Lilith la encontramos desde Mesopotamia, lugar del inicio de la civilización, pasando por el pueblo hebreo donde su existencia no tiene duda alguna y finalizando por pueblos como el griego o el romano donde su creencia de un ser nocturno, diabólico y de aspecto femenino llegó hasta la Edad Media.

Las diferentes traducciones de los libros antiguos y los cambios surgidos en estos por el paso de los años, han podido ser los culpables de la desaparición de criaturas como Lilith en la historia. Así y todo, la presencia de su nombre en la Biblia se limita a una única mención. Aparece en Isaías 34:14:

“Los gatos salvajes se juntarán con hienas y un sátiro llamará al otro; también allí reposará Lilith y en él encontrará descanso”

En las traducciones de la Biblia actuales el versículo tiene diferente traducción:

“Las fieras del desierto se encontrarán con las hienas, el macho cabrío llamará a los de     su especie; sí, el monstruo nocturno se establecerá allí, y encontrará para sí lugar de reposo.”

Estas palabras las podemos encontrar en La Biblia de las Américas y en La Nueva Biblia de los Hispanos. Como vemos, ni rastro de Lilith y ni rastro de Lamia. Únicamente habla de “el monstruo nocturno”.

En Reina Valera 1909, en Biblia Jubileo 2000 y Sagradas Escrituras de 1569 la cosa cambia.

“Y las bestias monteses se encontrarán con los gatos cervales, y el peludo gritará á su compañero: la lamia también tendrá allí asiento, y hallará para sí reposo.” (Reina Valera)

“Y las bestias monteses se encontrarán con los gatos cervales, y el sátiro gritará a su compañero; la lamia también tendrá allí asiento, y hallará para sí reposo.”(Biblia Jubileo)

“Y las bestias monteses se encontrarán con los gatos cervales, y el sátiro gritará a su compañero; la lamia también tendrá allí asiento, y hallará para sí reposo.”(Sagradas E.)

Buscando en otras traducciones, me he encontrado dos en las que sí la llaman por su nombre.

“Gatos salvajes y hienas se reunirán allí; los chivos gritarán el uno al otro; Lilit [el monstruo nocturno] acechará allí y encontrará para sí un lugar de descanso”.(Kadosh Israelita Mesiánica)

“Los gatos salvajes se juntarán con hienas y un sátiro llamará al otro; también allí reposará Lilit y en él encontrará descanso.” (Biblia Catolica)

Conclusión.

Como habéis podido ver, muchas son las explicaciones que se pueden dar a la existencia de Lilith, y más tras ver que en varias traducciones de La Biblia, su presencia es mencionada, aunque sólo sea en un versículo en particular. La creencia rabínica sobre su aparición en el momento de La Creación puede ser más que dudosa, pero viendo que Lilith es un ser malvado en el versiculo de Isaias, como se ve en las diferentes culturas antiguas, todo hace pensar que puede haber un pequeño atisbo de realidad en la existencia de Lilith. Bueno, siempre y cuando que Adán y Eva también hayan sido reales, claro está.

¿Y tú qué piensas al respecto? Como siempre, nosotros aportamos los datos, tu, las conclusiones.

Fuentes:

Wikipedia; ABC.es;  Escalofrio.com; Bibliotecapleyades.net; Bibliatodo.com; Bibliaparalela.com; razonypalabra.org

Anuncios
comentarios
  1. Jean dice:

    Como historia mítica muy bueno. Aunque muchos mitos vienen de pasados muy muy distantes ni podemos dejar de hacernos la pregunta. Si algo de esto tendría un real hacidero tal vez sea real solo que infinidad de culturas se han encargado de cambiar la historia hasta convertirla en algo que a simple vista parece mito. Pero puede tener porque no un trasfondo real…

    • muggythrull dice:

      Todo mito o leyenda tiene una raíz real, pero como bien indicas, el paso del tiempo y la variedad de culturas han podido cambiar poco a poco los datos de la raíz.

      Un saludo y gracias por leernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s